miércoles, 18 de septiembre de 2013

Cómo Curar las Rozaduras de los Bebés

Los bebés poseen la piel más fina y delicada que puede existir, por lo que a pesar de los más amorosos y meticulosos cuidados que se le brinden, puede llegar a sufrir irritaciones por el roce de un pañal húmedo o sucio. La orina, las heces fecales, o bien los residuos químicos y jabones que pueden estar presentes en los pañales pueden ser altamente irritantes. Por lo tanto debemos siempre estar muy al pendiente y nunca está de más el saber cómo curar las rozaduras de los bebés.

El bebé es tan frágil y delicado que lo que menos se desea es verlo sufriendo por dolores o incomodidades. El contacto entre él y sus padres les permite a éstos ir conociendo las señales de que algo necesita, ya sea alimento, líquidos, cambio de pañal, etc. Por más que las marcas de pañales desechables anuncien un  pañal que permite que el bebé esté seco por más tiempo, lo recomendable es observar cuidadosamente la rutina del bebé y cambiarlo al menos cada dos horas. Mientra más regulares sean sus horarios, más fácil será conocer su rutina, lo que permitirá mantenerlo siempre limpio y seco para evitar las tan molestas rozaduras.


En caso de que se presenten, el curar las rozaduras de los bebés, es tarea que debe realizarse cuidadosamente, ya que algo que en apariencia puede ser simple, si no se atiende debidamente puede complicarse.

Para curar las rozaduras de los bebés, es necesario primero que nada limpiar con delicadeza, preferiblemente con agua tibia y sin restregar para quitar la suciedad. Una vez bien limpia, secar la piel también con suaves toques con un paño muy suave. Posteriormente se recomienda dejar al bebé sin pañal el mayor tiempo posible, para que la piel se mantenga seca, aunque tomando las precauciones necesarias en caso de que orine o defeque.  Hacer esto únicamente en habitaciones cálidas para que el bebé no se enfríe. Para curar las rozaduras de los bebés, después de limpiar, aplicar alguna crema o ungüento para rozaduras, y posteriormente una capa de talco, lo que mantendrá el área aislada de la humedad.

Para curar las rozaduras de los bebés también existen remedios naturales como:
  • Aplicar yogurt  100% natural en la piel afectada.
  • Aplicar clara de huevo y esperar que seque antes de colocar el pañal nuevamente.
  • Lavar con infusión de romero.
  • Aplicar aceite de lavanda o rosas.
  • Utilizar fécula de maíz en lugar de talco.


Si después de curar las rozaduras de los bebés éstas no desaparecen en unos días , o si se observa que empeoran, se debe acudir al pediatra, ya que puede haber una infección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario