jueves, 3 de octubre de 2013

Remedios para la Disfunción Eréctil

En la actualidad hay una gran cantidad de hombres con problemas de disfunción eréctil, y es muy importante que sepan, primero que nada, que no están solos y que es un problema que se puede presentar a diferentes edades y por distintas causas.

Sobre todo, es de vital importancia que sepan que sí se cuenta con remedios para la disfunción eréctil, que les pueden permitir recuperar su vida sexual.

 

 

Es importante saber primero, que la disfunción eréctil puede tener diferentes causas como problemas de depresión, hipertensión, diabetes, obesidad, elevados niveles de colesterol, problemas circulatorios, consumo excesivo de alcohol y tabaco, el consumo de ciertos fármacos para controlar algunas enfermedades, el exceso de estrés, ansiedad, conflictos familiares y/o laborales, causas hormonales o neurológicas, y otras.

Por ello, es necesario realizar un diagnóstico oportuno, para encontrar los remedios para la disfunción eréctil adecuados para cada caso en particular, y que el problema no se agrave.

Una visita al médico es lo primero que debe realizarse, antes de comenzar a tomar pastillitas de colores, que pueden tener graves efectos secundarios si se administran sin supervisión médica.

Regularmente el médico ordenará algunos exámenes para descartar otros padecimientos que puedan estar provocando los problemas de erección. También se realizará alguna evaluación para determinar si hay factores psicológicos, además de una exploración física del área genital.

Una vez realizados los estudios pertinentes, el médico elige el tratamiento, comenzando por los menos agresivos y según los resultados, irá eligiendo los remedios para la disfunción eréctil más adecuados para cada paciente.

Entre los remedios para la disfunción eréctil mas utilizados se cuentan, además de los medicamentos, los aparatos de vacío, la cirugía vascular, que favorece la mejor irrigación sanguínea del pene, y por último los implantes. Estos se dejan como último recurso, ya que es un procedimiento irreversible que ha caído en desuso, debido a que puede dañar el tejido del pene en forma irreparable. Afortunadamente se cuenta con muchas otras alternativas que ofrecen excelentes resultados, y que bajo la supervisión del especialista, no ponen en riesgo la salud.

Junto con el tratamiento elegido, es muy posible que el médico prescriba ejercitar la zona pélvica para fortalecerla y mejorar la irrigación sanguínea, así como una terapia psicológica como complemento a los tratamientos y remedios para la disfunción eréctil.

De ese modo, el paciente puede ir retomando poco a poco su vida sexual normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario