lunes, 30 de septiembre de 2013

Cómo Curar Ataques de Pánico

Los ataques de pánico, también conocidos como crisis de pánico son episodios repentinos en los que se experimenta un intenso temor.

Su duración puede ir desde unos cuantos minutos hasta varias horas y surgen cuando la persona no se siente capaz de solucionar algunas situaciones en su vida, aunque en apariencia los ataques parezcan aparecer sin motivo alguno. Afortunadamente existen diversas formas para tratar y curar ataques de pánico.

 



Durante  estos ataques se presentan algunos síntomas que pueden llegar a ser de gran intensidad, como hiperventilación pulmonar (dificultad respiratoria), taquicardias, mareos, fuertes temblores, terror a salir, hipertensión, dolor de pecho, vómito, excesiva sudoración, miedo a perder la razón entre otros, y pueden ir acompañados de una sensación de extrañeza y desconocimiento del entorno. Regularmente no duran mucho, pero son tan intensos que pueden parecer de muy larga duración. Por ello  es que la persona se siente en grave e inminente peligro de muerte, y llega a  experimentar el fuerte impulso de escapar. Los ataques pueden reproducirse mientras la persona duerme, lo que puede resultar muy angustioso. Su origen puede ser emocional, es decir, por factores internos, o bien por factores externos, como situaciones que la persona no puede o cree no poder afrontar.

A pesar de todos los síntomas que se presentan, el ataque de pánico no está considerado como una enfermedad.

Entonces ¿cómo curar ataques de pánico? El primer paso a seguir es acudir al médico para que realice una serie de exámenes con la finalidad de descartar la existencia de otros padecimientos. A partir de ahí el especialista puede indicar el tratamiento adecuado.

Una terapia psicológica es muy importante para curar ataques de pánico, ya que lo ayudan a reestructurar su forma de pensamiento. Posteriormente lo van a ayudar a encontrar el o los factores que disparan los ataques, para poco a poco aprender a controlar los síntomas. Más adelante irá poco a poco recobrando la confianza en sí mismo de manera que podrá enfrentar las situaciones que se le presenten de manera más positiva. En algunos casos las terapias pueden incluir algunos fármacos, pero siempre es el caso. La práctica de técnicas de relajación y de respiración durante el ataque puede contribuir a reducir la duración del mismo.

 

Curar ataques de pánico puede llevar un poco de tiempo pero siendo constante en las terapias y tratamientos indicados, los resultados pueden ser muy positivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario